Viborg

Viborg (a veces también se escribe VyborgViipuri en suomi), la ciudad fronteriza ubicada a 130 km al noroeste de San Petersburgo es famosa por su historia, única en su especie, durante la cual muchas veces pasaba de mano a mano y se encontraba bajo la influencia de culturas diferentes: sueca, alemana, rusa, finlandesa. La ciudad fue fundada en el año 1293 por los cruzados suecos en donde entonces se encontraba un antiguo asentamiento de habitantes de la región rusa de Nóvgorod. Uno de los propósitos de su fundación fue el de cumplir como principal puesto fronterizo; y asi lo hizo: sirviendo por turnos a unos, a otros y a terceros. Se construyó una importante fortaleza dentro de la cual se destaca la torre de San Olaf. La colonia comercial al lado de la fortaleza en 1403 se convirtió en una ciudad, refugio de los negociantes, alemanes en su mayoría, y dos órdenes religiosas. Gracias a la muralla que rodeaba la ciudad, Viborg logró superar largos asedios del ejército moscovita en el siglo XV. Solamente en 1710 el zar ruso Pedro I después de varios meses de asedio y copiosas bajas logró tomarla y la ciudad oficialmente pasó a pertenecer al imperio ruso. Más tarde se convirtió en parte del estado de Finlandia y en 1940 como resultado de la guerra de invierno entre Finlandia y la URSS fue incorporada a la Unión Soviética. Viborg es un importante enclave estratégico, dada su privilegiada situación frente al Báltico. Viborg está dividida en dos. La ciudad vieja es insular, y comprende el barrio antiguo y la fortaleza. La cuidad nueva se asienta en el continente. Visitamos la ciudad medieval con sus estrechos callejones y su peculiar encanto, llegamos hasta el castillo de Viborg que vemos por dentro y subimos al mirador de la torre de San Olaf desde donde se abre una vertiginosa perspectiva de la ciudad y sus alrededores, del golfo de Viborg con sus bahías y puentes,  visitamos la catedral ortodoxa de la Transfiguración, vemos la plaza del Mercado, visitamos el mercado, comemos en un restaurante local del fascinador estilo medieval y emprendemos el camino de regreso a San Petersburgo.

La excursión se hace por demanda (se recomienda más para el verano), deb ser resrvada con bastante antelación. Se puede ir en coche o en tren eléctrico (en este caso por la ciudad habrá que andar sólo a pie). Duración del viaje de San Petersburgo a Viborg - unas 2 horas (lo mismo dura el viaje de regreso). La fortaleza de Viborg está abierta todos los días desde las 10.00 hasta las 18.00, el museo de la fortaleza cerrado los lunes.

Más información: página sobre Viborg

Duración: 8-9 horas

Días de la semana: martes-domingo

  • El castillo de Vyborg

  • La plaza del Mercado

  • El parque de Monrepos en Viborg

  • Monumento a Torkel Knutsson, fundador del castillo de Vyborg

volver a la Lista de Tours

©opyright Peterguide.com 2002-2017
Guias privadas de San Petersburgo. Excursiones en español, tours en San Petersburgo, visitas guiadas, servicios turísticos para su viaje a Rusia. Guia actualizada de San Petersburgo, lugares de interés, museos, palacios, catedrales, teatros
Reproducción permitida solo si se cita la fuente.

Instagram


Internet Map