RELATO DE CRISTINA GRÁVALOS (MADRID)

AN PETERSBURGO

San Petersburgo es un sueño. Una ciudad preciosa llena de encanto con su manto blanco de nieve. La Plaza del Palacio, el Ermitage, el Palacio de Invierno y el río Neva, lugares lejanos que evocan la nieve y el frío, llenan la imaginación del que quiere conocer San Petersburgo. ¡Caminar por las orillas del Neva con sus aguas claras cubiertas de hielo! ¡Neva, río blanco, mar de hielo con olas de nieve! ¡San Petersburgo, cuidad soñada en invierno!

Cuando la nieve desaparece, los verdes parques se cubren de flores. Las cúpulas multicolores de la Iglesia de la Resurrección, la impresionante cúpula de Nuestra Señora de Kazán, la dorada aguja del Almirantazgo, que tiene en la cima una carabela de oro, emblema de la ciudad, y la aguja de la Catedral de San Pedro y San Pablo se dirigen al cielo azul como rayos de oro que se proyectan hasta las nubes. ¡Verde, azul, oro! ¡Cielo en la tierra, tierra en el cielo! ¡San Petersburgo, ciudad verde y azul de rayos de primavera! 

En junio, las noches son mágicas. Durante las Noches Blancas el sol no se pone y su luz alumbra las madrugadas. San Petersburgo es la ciudad de los palacios, los castillos y las fortalezas iluminados durante el día y la noche. El Palacio de Verano con su Jardín de Verano a orillas del Neva, el Castillo de los Ingenieros que está muy cerca, el Palacio Tauride con su Jardín del mismo nombre, el Palacio Kikin, el Palacio Yusupov, el Palacio Stroganov, el Palacio Anichkov, el Palacio Vorontsov, el Almirantazgo y la maravillosa Fortaleza de Pedro y Pablo, que custodia el paso de Neva, son edificios de gran belleza que están llenos de arte e historia rusos.  ¡San Petersburgo, ciudad de palacios de luz y arte en verano! 

La Avenida Nevski recorre San Petersburgo de este a oeste, desde el Monasterio Alexander Nevski hasta el Almirantazgo, y une sus tres canales principales: Fontanka, Ekaterininski y Moika. San Petersburgo es una ciudad de agua, nacida de campos y marismas. Se la conoce como la Venecia del Norte porque el río Neva, que se divide en el Gran Neva y el Pequeño Neva, y los canales están bordeados de imperiales palacios y los cruzan innumerables puentes. En otoño, las hojas de los árboles se caen al agua de los canales, que se transforman en ríos de pequeños trocitos de oro que recorren San Petersburgo hasta llegar al Mar Báltico.  ¡San Petersburgo, ciudad de agua y otoño dorados que buscan el mar! 

La primera vez que viajamos a San Petersburgo fue en las Navidades del 2005. Nos alojamos en un céntrico apartamento de la calle Fontanki, al lado del canal Fontanka, que habíamos alquilado a Roxana, su dueña, por Internet. La experiencia fue tan buena que ese apartamento se convirtió en nuestra casa las siguientes veces que volvimos a San Petersburgo para los trámites de adopción de nuestra hija. Además de conocer personalmente a Roxana, que habla perfecto español, tuvimos el placer de conocer a Ekaterina, excelente guía turística y traductora, que trabajó para nosotros en todo el proceso, y a su marido, que nos brindó su ayuda cuando la necesitamos. A lo largo de este tiempo, se han convertido en nuestros amigos y, sin ellos, la adopción de nuestra hija hubiera sido mucho más difícil. ¡San Petersburgo, ciudad de amistad y vida! 

Estamos deseando volver a San Petersburgo, lugar de nacimiento de nuestra hija, donde nuestros sueños se han hecho realidad. ¡San Petersburgo, ciudad soñada, ciudad de sueños, ciudad de ensueño! 

Cristina Grávalos
17 de marzo de 2007

©opyright Peterguide.com 2002-2016
Guias privadas de San Petersburgo. Excursiones en español, tours en San Petersburgo, visitas guiadas, servicios turísticos para su viaje a Rusia. Guia actualizada de San Petersburgo, lugares de interés, museos, palacios, catedrales, teatros
Reproducción permitida solo si se cita la fuente.
Última actualización: 27.04.2016

Instagram


Internet Map